La tecnología neuromórfica


 

Ni los mejores superordenadores actuales pueden competir con la sofisticación del cerebro humano. Los ordenadores tradicionales son lineales; se limitan a mover datos entre los procesadores de memoria y el procesador central a través de una red de alta velocidad.

En cambio, los procesadores neuromórficos tratan de procesar la información imitando la arquitectura del cerebro humano con el fin de incrementar considerablemente la capacidad de pensamiento y respuesta de un ordenador. Combinando partes de almacenamiento y de procesamiento de datos en los mismos módulos interconectados entre sí, los procesadores neuromórficos ofrecen mayor potencia y mejor eficiencia energética. Un ejemplo es el procesador neuromórfico TrueNorth de IBM, presentado como prototipo en agosto de 2014.

Esta mayor capacidad de cómputo con mucha menos energía y volumen, permitirá la creación de máquinas más inteligentes a pequeña escala y nos conducirá a la siguiente etapa en miniaturización e inteligencia artificial.

Los ordenadores podrán anticipar y aprender, en lugar de simplemente responder de formas preprogramadas.

¿Cuál es tu reacción?

Me gusta Me gusta
0
Me gusta
OMG OMG
0
OMG
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me enoja Me enoja
0
Me enoja
Me entristece Me entristece
0
Me entristece

Comentarios 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La tecnología neuromórfica

Iniciar sesión

Captcha!

Resetear pasword

Back to
Iniciar sesión
Choose A Format
Gif
GIF format