El exceso del olvido, puede dejarnos sin identidad.


La música es el producto de un pensamiento, de una expresión social y cultural, que pone en movimiento el espíritu del hombre y la mujer con respecto a la naturaleza. La música es el sustento simbólico entre los vivos y los muertos…

Gabriel Miguel ejecutando un son

Las culturas nativas guatemaltecas hunden sus raíces en el contexto de otra extranjera, existe una tendencia de imitar la ideología y maneras de vivir de una cultura dominante, las influencias están consumiendo a un gran porcentaje de nuestra población indígena, según la nueva concepción de los marimbistas de aldeas los grupos que tocan música ladina o mestiza son más civilizados, los medios de comunicación han estado a favor del debilitamiento cultural, transmitiendo música ajena en largas jornadas, en nuestras tierras la religión ha relacionado la marimba con el diablo por el simple hecho de la presencia de una manifestación y expresión de diversos sentimientos humanos. Su contexto ritual, su comunicación sonora, su espiritualidad, su comportamiento y su memoria, es transformado y reestructurado por el mundo materialista que viene a imponerse.

Como Q´anjob´al, durante mi formación musical marimbística y pedagógica en las instituciones académicas occidentales y en las escuelas ancestrales de los abuelos, he visto la pérdida de identidad musical de Jolom Konob´ y en otras culturas nacionales. La música nativa ancestral ha quedado ya en segundo plano, la globalización nos consume drásticamente ligero, las nuevas generaciones buscan parecerse a los extranjeros, eso quiere decir que la conquista sigue vigente.

Ahora qué estamos haciendo, sabemos que somos diferentes a otros países, tenemos la certeza de que somos ricos en cultura, pero en realidad estamos velando en la conservación y fortalecimiento de estas identidades, no será que estas expresiones están alejadas de nuestras acciones y que solo están presentes en leyes y decretos. Existen niños y jóvenes que desean tener acceso a los elementos de nuestra cultura, preguntándose del porqué no reciben clases de marimba. Cada vez más el campo educativo triplica su responsabilidad y asume más retos que demanda una sociedad. En Guatemala la educación tiene a su cargo trabajar en forma integral tomando como principio la diversidad pluralista, incluyente, intercultural, multicultural, multiétnica y multilingüe, será que lo está haciendo eficientemente?

Sones en partitura recuperados por                               Miguel

Respecto a la problemática de invasión, falta de inclusión y poco estudio formal de la música autóctona, el libro “B´ilk´ulal Heb´ Cham Mamin, El latir intenso de corazones ancianos”, y el libro Marimba Jolom Konob´ Te´ yiqomal Tzaloj k´ulal k´al kusk´ulal (el cargador de la felicidad y la tristeza). Pretenden explicar la historia de los sones que tienen más de doscientos años de existencia y sones que surgieron en 1966  del pueblo Santa Eulalia, así como también se plasman estos sones en partituras.

Con estos materiales se pretende hacer que la música Q´anjob´al continúe existiendo e incluso aportar al repertorio de las marimbas nacionales de largas trayectorias, hacer que suene la música de la aldea en otros espacios sin que pierda la esencia y autenticidad, hacer que los jóvenes conozcan otras personalidades que aportaron al desarrollo del patrimonio cultural intangible, generar un intercambio entre culturas y no crear superioridades, decir que todos tenemos algo diferente que ofrecer, decir que los abuelos tienen su propia escuela, sus propios métodos y estrategias para el aprendizaje de la música. Con esta música se pretende desarrollar otras habilidades musicales de nuestros artistas nacionales, que descubran en qué nos diferenciamos de la música occidental.

Decir que la música indígena es una forma de vida y expresión que no se limitan a los sonidos como variaciones de alturas y tiempos, sino que contienen especialidades específicas, donde está inmersa una serie de capacidades, aptitudes, historias y conocimientos sociales del hacer música. No es aquella música traslada en escenarios culturales y artísticos, intentando asemejarse a una identidad de un grupo que asume el papel de observador de su propia vivencia y espiritualidad, esto es una práctica del folklor, que fue creada por William John Thoms el 22 de agosto de 1846 en Londres.

Como parte del trabajo que se realiza actualmente es interpretar los sones que fueron encontrados durante la investigación, obviamente solo existe una minoría y se manifiesta con certeza que el trabajo de investigación, recolección, difusión e interpretación sigue en movimiento y se espera llegar a producir un buen material que puede servir para fortalecer nuestro patrimonio cultural como parte de la diversidad e historia musical de Guatemala.

Gabriel D. Miguel

Santa Eulalia 2017

¿Cuál es tu reacción?

Me gusta Me gusta
6
Me gusta
OMG OMG
1
OMG
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me enoja Me enoja
2
Me enoja
Me entristece Me entristece
0
Me entristece

Comentarios 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El exceso del olvido, puede dejarnos sin identidad.

Iniciar sesión

Captcha!

Resetear pasword

Back to
Iniciar sesión
Choose A Format
Gif
GIF format