Menu

¿Qué causa la dislexia?

noviembre 15, 2017 - Curiosidades, Noticias
¿Qué causa la dislexia?

 La dislexia, una dificultad en el aprendizaje que afecta las habilidades para la lectura, la escritura y la ortografía.

Está más extendida de lo que piensas: entre el 5 y el 10% de la población mundial lo sufre, y a pesar de ser tan común, sus causas siguen siendo poco conocidas. Pero una nueva investigación ha llegado a la conclusión de que los patrones extraños en los receptores de la luz en los ojos pueden ser la causa principal.

Un equipo de la Universidad de Rennes ha descubierto, según publica la Proceedings of the Royal Society B, que las células responsables de absorber la luz en los ojos están dispuestas de manera diferente en las personas diagnosticadas con dislexia.

En este caso, estamos hablando de los conos, las células que se encargan de ver la luz de color rojo, azul y verde. En personas sin dislexia, estas células están diseñadas asimétricamente: un ojo presenta un patrón y el otro tiene una disposición diferente.

Esto hace que las fuentes de luz complejas de diferentes ángulos se absorban de manera diferente a través de cada ojo. Después de “pensar”, el cerebro elige la imagen de un ojo y, a largo plazo, conduce al desarrollo de un ojo “dominante” del cual el cerebro depende más fuertemente.

Sin embargo, las personas disléxicas parece ser que sí tienen esta simetría: ambos ojos tienen exactamente el mismo diseño en los conos. Esto conlleva a que los patrones de absorción sean idénticos, hecho que hace que el cerebro confunda ciertas cosas. Esta falta de un ojo dominante explica por qué las personas disléxicas ven “b” y “d” o “3” y “E”, ya que se crea un efecto espejo y las células no pueden distinguir entre las formas reflejadas.

Lo que no está claro es por qué estos diseños celulares simétricos solo surgen en ciertas personas. En cualquier caso, la identificación de esta causa fisiológica es una buena noticia: después de todo, si se sabe qué causa el problema, se podrá saber cómo solucionarlo.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *